Análisis Titans Post FA

Continuamos nuestra serie de artículos sobre los Titans durante la larga y aburrida off-season. Ya repasamos el ataque y la defensa, y. tras daros nuestras predicciones pre-FA, os dejamos ahora nuestro análisis post-FA, es decir, os presentamos a los nuevos fichajes, nos despedimos de los jugadores cortados y os analizamos el porqué de las renovaciones.


RENOVACIONES

 

JOSH KLINE (G) 4 años, 26 M de $ (12 M de $ garantizados)

Cuando vimos las cifras de la renovación de Kline nos alarmamos, ya que son cifras muy altas para un “jornalero”. Pero la explicación viene de la nueva ZBS (Zone Blocking Scheme, no os preocupéis, ya os explicaremos qué es) que vamos a jugar. Kline es un gran fit por su movilidad y agilidad, como ya vimos el año pasado cuando salía en un pull. Sobre el papel, puede valer ese dinero. Ahora va a tener que demostrarlo sobre el campo y quitarse la etiqueta de “eslabón débil” de nuestra OL.

 

QUINTON SPAIN (G) 1 año, 1.907 M de $ (Original Round Tender)

Para nosotros, Spain es mejor que Kline. Pero en la ZBS que vamos a implantar no encaja tan bien (su calidad radica en su fuerza y no en su movilidad/agilidad). De ahí que los Titans no hayan querido arriesgarse y le hayan puesto un tender bajo en lugar de una renovación a largo plazo, ya que se desconoce si rendirá en este sistema. Nos alegraremos si rinde y renueva, pero primero deberá ganarse el puesto de titular.

 

DAQUAN JONES (DL) 3 años, 21 M de $ (14 M de $ garantizados)

No es un jugador que veréis en los highlights, pero es una pieza muy importante de la DL que nos alegramos que esté de vuelta. Su versatilidad (ha jugado tanto de NT como de DE) y su buen rendimiento como run stopper (trabajo sucio pero necesario) valen cada centavo de ese contrato. El único interrogante es si, después de la lesión de la que se está recuperando, volverá al mismo nivel que el año pasado. Seguro que sí.

 

DAVID KING (DE) 1 año, 790’000 $

Nos ha sorprendido un poco la renovación de King, aunque no por ello podamos decir que ha sido inesperada. King llegó a Titans en 2017 por una 7ª Ronda desde KC y ha cumplido en la rotación. Tras los cortes de Klug y Williams, su renovación da un poco de profundidad a la rotación de la DL, aunque hará falta alguien más, ya que con sólo 5 DL no iremos muy lejos.

 

RYAN SUCCOP (K) 5 años, 20 M de $ (7.5 M de $ garantizados)

Con su gran rendimiento estos últimos 4 años con nosotros, estaba claro que iba a ser objetivo de renovación. Fue el primero de nuestros FA en renovar, firmando un contrato que le sitúa entre los K mejor pagados de la NFL y, si lo cumple, podría retirarse como Titan. Estamos muy contentos de seguir contando con él.

 

FICHAJES

 

BLAINE GABBERT (QB) 2 años, 4 M de $ (1 M de $ garantizado)

Tras cortar a Matt Cassel (ver abajo), necesitábamos un QB#2. Después de que los nombres más interesantes volaran en los primeros días, los Titans acabaron firmando a Gabbert. 1ª Ronda del (aciago) 2010, Gabbert es una versión pobre de Mariota. Permitirá que el esquema de ataque del equipo no varíe mucho en caso de lesión de Marcus. En todo caso, y aunque mejora a Cassel, esperamos que no pise el campo.

 

DION LEWIS (RB) 4 años, 20 M de $ (11.5 M de $ garantizados)

El corte de DeMarco Murray nos dejaba sólo con Henry, un gran RB, pero que ha demostrado problemas a la hora de bloquear o salir del backfield a atrapar balones. Lewis es el complemento perfecto, ya que destaca en lo que Henry falla, y le da a LaFleur un Punch 1-2 similar al de Freeman-Coleman en Atlanta que hace un par de años les llevó a la SuperBowl. Esperamos que los Titans tengan un backfield repartido con dos jugadores muy peligrosos y elusivos.

 

KEVIN PAMPHILE (OL) 1 año, 1.4 M de $ + 850’000 $ en incentivos

A pesar de haber renovado tanto a Kline como a Spain, y tener a Corey Levin en la recámara, los Titans necesitaban un jugador con experiencia en la ZBS. Y con capacidad para jugar en varios puestos (una especie de sustituto de Schwenke). Ese hombre es Pamphile, capaz de jugar de G y T, aunque, en casos de emergencia, ha actuado como C también. Podría sustituir a Conklin en el RT hasta que esté recuperado al 100% y después pelear por un puesto de titular. Cuando fue drafteado en 2014 por los Bucs, Jon Robinson formaba parte del front office, así que sabe de primera mano lo que hay en él.

 

XAVIER SU’A-FILO (OL) 1 año, 880’000 $

Procedente de los Houston Texans, por lo que ahora es Vrabel el que sabe de primera mano lo que trae. Su’a-Filo es otro G grande pero muy ágil. Debería rendir bien en la nueva ZBS. Podríamos definirlo como la versión ZBS de Spain. Un buen run blocker pero algo verde en el pass protection. Eso hace que no sea un titular de calidad, pero pueda rendir bien si se trabaja con él. Peleará junto con Pamphile, Spain y Levin por un puesto de titular en la OL, seguramente, el LG.

 

WILL COMPTON (ILB) 1 año, 2 M de $

Llegó a la NFL en 2013 como UDFA, estando todo el año en PS. En 2014 comenzó a rotar en la defensa de los Redskins. En 2015 era titular y para 2016 fue nombrado como uno de los capitanes defensivos del equipo. Encaja como un guante en el “modelo Robinson” de jugadores hechos a si mismos. Como ILB, Compton destaca por su inteligencia y su seguridad al placar, que le convierten en un buen run stopper. Pero sufre en cobertura (como pasaba con Williamson). Seguramente rote con Jayon Brown, el primero para situaciones de pase y Compton para contener la carrera.

 

MALCOLM BUTLER (CB) 5 años, 61.25 M de $ (30 M de $ garantizados)

Parecía que, con Logan Ryan y Adoree’ Jackson como CB, sólo buscaríamos en esta FA (o en alguna ronda media del Draft) algún refuerzo para el nickel o el dime. Pero acabamos con Malcolm Butler en nuestras filas en un movimiento esperado (las conexiones de Jon Robinson en NE siguen siendo altas) pero sorprendente. Con el trío Butler-Ryan-Jackson y Byard como FS, tenemos una secundaria ante la que los QB deberán pensárselo un par de veces antes de pasar.

 

CORTES

 

MATT CASSEL (QB) -> DETROIT LIONS (Contrato no publicado)

La idea clásica en la NFL es tener un QB veterano, curtido en mil batallas, detrás de tu QB joven titular. La idea es que, en caso de necesidad, el veterano salte y cumpla un papel de “parche” hasta que el titular vuelva. Pero aunque seas un “parche”, se exigen unos mínimos, y Cassel no los cumplió. Tras su lamentable partido en Miami, además de su salario, estaba claro que no seguiría en 2018 en el equipo. Se marcha a Detroit.


DEMARCO MURRAY (RB)

Cuando DeMarco Murray llegó en 2016 vía Trade, se reestructuró su contrato precisamente para este caso. Se le daban dos años, pero a partir del tercero, el equipo controlaba el destino del jugador. Nos ha dado mucho, y por ello estamos agradecidos. Pero su 2017 fue gris, lleno de lesiones, y con Henry llamando a la puerta. Hemos decidido ahorrarnos su elevada ficha y separar nuestros caminos.


SYLVERSTER WILLIAMS (DT) -> DETROIT LIONS (1 año, 3.5 M de $ + 1.5 M de $ en incentivos)

Todo un primera ronda del Draft de 2013 aterrizó en la FA de 2017 en Nashville. Jon Robinson le puso sobre la mesa una suculenta oferta con la esperanza de que cumpliera con las expectativas con las que en su día los Broncos le draftearon. No fue así. No diré que jugó mal, pues el puesto de NT run stopper no es lustroso. Pero tampoco hizo nada especial para merecerse los millones que cobraba. Robinson reconoció su error y le cortó tras una sola temporada en el equipo. En 2018 jugará para los Detroit Lions.


KARL KLUG (DE)

Sin duda, el corte más inesperado. Karl Klug llegó como una 5ª Ronda en 2011 y su rol siempre fue el de especialista en pass rush en la rotación de la DL. Su coraje y su pasión le hicieron llegar al corazón de los aficionados y de Jon Robinson. Robinson, en 2017, le renovó por 2 años a pesar de tener el tendón de Aquiles roto. Sin embargo, el bueno de Klug no tiene sitio en la nueva defensa de Dean Pees y fue cortado. Le deseamos lo mejor de corazón.

 

DA’NORRIS SEARCY (S) -> CAROLINA PANTHERS (2 años, 5.7 M de $)

Uno de los “últimos de Webster”. Llegó en la FA de 2015 con un gran contrato y muchas expectativas. Sin embargo, su juego nunca igualó lo que se esperaba de él y la llegada de Johnathan Cyprien en 2017 fue la estocada final. Searcy quedó limitado a rotar ocasionalmente a Cyprien. Como ni su juego ni su ficha eran ya rentables, los Titans decidieron cortarle. Ha encontrado sitio en los Carolina Panthers.


Y eso es todo. Una FA relativamente tranquila para Titans. Los fichajes (salvo Butler y Lewis), llegaron bien entrada la FA y con un rol más de profundidad y rotación que de titularidad. Las renovaciones justas y los cortes, esperados. Parece que volveremos a confiar en el Draft, y en Jon Robinson, para darle a Vrabel las últimas piezas (véase DL, Edge Rusher, ILB y WR) antes de que la nueva temporada empiece a andar.

 

Adrián de Blas Ruiz, @titans_esp 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *